Ácido Pantoténico

Publicado en por joel.vello.landin

Anteriormente supuesto como vitamina B5, el ácido pantoténico, es necesario para la asimilación de carbohidratos, proteínas y grasas indispensables para la vida celular.


Se encuentra presente en la mayoría de los alimentos, aunque en mayor proporción en alimentos de origen animal. Por tanto los veganos, o vegetarianos totales tienen mayor posibilidad de padecer su carencia.


Su ausencia genera una disminución en las defensas ante casos de infecciones, hemorragias, debilidad y mareos.


Las dosis requeridas diarias son de 5 mg para niños y de 10 mg para adultos.


El ácido pantoténico es un nutriente hidrosoluble considerado perteneciente al complejo de las vitaminas del grupo B que fue descubierta en 1933 por el Dr. Roger J. Williams a partir del crecimiento de levaduras. Pero fue recién en 1938 que el Dr. Williams pudo aislar la vitamina B5 de células del hígado.


Su nombre deriva de la palabra griega pantothen (παντόθεν) que significa "en todas partes". Está presente en la mayoría de los alimentos que comemos. Tiene la ventaja que las bacterias intestinales también la sintetizan, por lo tanto su carencia o deficiencia es casi inexistente. El ácido pantoténico es vital para la síntesis y el mantenimiento de la coenzima A (CoA), componente esencial de numerosos procesos enzimáticos. Trabaja en conjunto con la biotina en varios procesos metabólicos del organismo.

 

Funciones:

  • Forma parte de la Coenzima A.
  • Interviene en la síntesis de hormonas anti estrés (adrenalina) en las glándulas suprarrenales, a partir del colesterol. Junto con otras vitaminas del complejo B es utilizada para mejorar y aliviar trastornos ocasionados por el estrés.
  • Interviene en el metabolismo de proteínas, hidratos de carbono y grasas.
  • Es necesaria para que nuestro organismo forme los anticuerpos manteniendo al sistema inmune en óptimo estado.
  • Es necesaria para la síntesis de hierro.
  • Interviene en la formación de insulina.
  • Es importante en la obtención de energía de nuestro metabolismo.
  • Ayuda a aliviar los síntomas de la artritis.
  • Reduce la acidez estomacal junto a la biotina y la tiamina, por lo tanto alivia la gastritis, las úlceras estomacales y demás patologías gástricas.
  • Ayuda a disminuir los niveles de colesterol en sangre.
  • Mejora algunas afecciones de la piel.
  • Ayuda a disminuir los síntomas de la migraña.

 

Aporte de ácido pantoténico - Principales fuentes

  • Fuentes de origen animal: todos los alimentos del reino animal contienen esta vitamina. De todas maneras siempre están aquellos que la contienen en mayor proporción, como ser el hígado y las vísceras en general, las carnes blancas como las de ave y también los huevos.
  • Fuentes de origen vegetal: levaduras, brócoli, patata, tomates, hongos, los cereales integrales y legumbres.
  • Suplementos: a través de comprimidos o cápsulas en la forma de pantetina y pantotenato de calcio.

Deficiencia o carencia de ácido pantoténico
Con una alimentación variada y balanceada que incorpore todos los grupos de alimentos no existe carencia o deficiencia de ácido pantoténico. Se observa en casos de malnutrición severa.


Históricamente, la carencia del ácido pantoténico fue protagonista del llamado síndrome de pie quemante que afectó a los prisioneros de la segunda guerra mundial en Asia.


La carencia de ácido pantoténico se ha observado solamente a nivel experimental en personas que recibieron un antagonista junto una dieta sin esta vitamina. Los síntomas observados fueron: dolor de cabeza, fatiga, insomnio, alteraciones intestinales como náuseas y vómitos, síntomas neurológicos como parestesias (adormecimiento, hormigueo, pérdida de la sensibilidad) en manos y pies, hipoglucemia y una sensibilidad aumentada a la insulina.


La vitamina B5 puede prevenir o usarse para el tratamiento de las siguientes situaciones:

  • síndrome de pie quemante
  • insuficiencia adrenal,
  • cataratas,
  • fatiga crónica y migrañas,
  • hiperlilipidemia (altos niveles de lípidos en sangre),
  • artritis reumatoidea,
  • acidez estomacal,
  • situaciones de estrés

Etiquetado en Nutrición y Dieta

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post