La red como fuente de información

Publicado en por Joel Vello Landin

Las formas de acceso a fuentes de información más versátiles y abundantes se ven multiplicadas con las posibilidades que ofrecen las redes. Sin embargo, el surgimiento del espacio cibernético no significa en modo alguno que "todo" sea accesible por fin, es más bien que todo queda definitivamente fuera de nuestro alcance.

Esta situación se produce debido a la gran cantidad de información existente y a las posibilidades reales que se tienen a la hora de acceder a ella. Por lo tanto, el acceso se ve limitado, en cuanto que una cuestión es la posibilidad de un libre acceso a la información y otra muy distinta la probabilidad de que los estudiantes puedan hacer uso de ella.

La posibilidad de establecer contacto puede estar técnica y legalmente garantizada, pero no significa que ello ocurra efectivamente. Además, la creciente utilización de redes de información y comunicación, genera una profunda mutación en la relación con la información y el conocimiento.

Se produce algo así como un proceso de adaptación recíproca, entre el canal que dispone nuevas formas de organizar la información y el hombre, que en su acercamiento a dicha información se ve obligado a modificar el uso de la misma.

Se produce un proceso de ergonomía entre el medio informático creado por el hombre y las consecuencias que de él se derivan en cuanto a las nuevas formas de conocer. De este modo surge una situación en la que los recursos tecnológicos actúan sobre la información y no sólo la información actúa sobre la tecnología, situación ésta más propia de otras revoluciones tecnológicas previas.

¿Hacia dónde dirigirse? ¿Dónde buscar? y ¿Con qué motivo? se convierten en nuevos dilemas ante las posibilidades que ofrecen las redes. En definitiva se trata de aprender cómo conocer, pero también a desarrollar la capacidad de cómo conocer para utilizar.

Música: Chiptune con Game Boys y Computadora

Etiquetado en Educación y Formación

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post